martes, 25 de septiembre de 2012

Cincuenta sombras de Grey.


  ¡Buenas!
  Aprovechando que mi ebook se está actualizando, me he puesto al blogger, he descargado unos cuantos libros, (he descubierto otro blog para descargar libros, y hay muchísimos libros, recién sacados del horno. Si quereís saber cuál es, hacedmelo saber a través de un comentario o un email, o lo que sea.

  Hoy os traigo una reseñita de ''Cincuenta Sombras de Grey''.



  Vayamos por partes, porque mi cabeza está que arde. Después de terminarme el libro, tenía una idea bastante positiva, pero después de ver críticas, insultos y malos comentarios hacia el libro, mi autoestima ha hecho: PLOF. ¿Acaso es un pecado leer este libro, que por cierto, es número uno en ventas? Mi respuesta es un NO.

  Bueno, comienzo con la reseñita, y os advierto ahora: va a ser laaaaaarga, porque tengo un montón de cosas que decir.

  La autora del libro es E.L James, y consta de 473 páginas, y no es el único libro. Es la primera parte de una trilogía, que pinta bastante bien, y me muero de ganas de leerla entera, de devorarla, disfrutarla.

  La portada es oscura, con una corbata. Al principio, pensaba: ¿Qué hace esa corbata ahí? Pero... A medida que lo fui leyendo, lo fui entendiendo todo... La portada de los libros traducidos es prácticamente la misma, sin cambios algunos. Debo decir que no tengo ninguna queja acerca de ella. Sencilla, con significado, agradable a la vista. Es todo lo que pido en una portada.

  Me entró curiosidad por él cuando vi que muchísima gente lo compraba, era un superventas, un bestseller, un libro histórico, al lado de Harry Potter, Los Juegos del Hambre o Crepúsculo. Entonces, mi instinto me empezó a comerme el coco diciendome que debía leerlo. Hace unos días, exactamente seis días, me lo encontré en Internet. Gratis, disponible, en formato PDF, limpio... ¿Iba a dejarlo pasar? ¡No! Me lo descargué en menos de cinco minutos, y ya estoy con la reseña... ¡Qué rápido ha pasado todo! Entonces, el libro me lo he leído en tres días, porque cuando me descargué el libro, aún estaba con el de ''El Jardín de las hadas sin sueño'', de Esther Sanz. Bueno, pues tengo que deciros algo: más vale que tengaís unos días libres, porque ese libro es adictivo, es imposible despegar los ojos del texto del libro, estás con los cinco sentidos puestos en él. Algo impresionante, algo que no me pasaba desde hace tiempo. Es más, ahora mismo estoy reprimiendo mis ganas de coger el ebook y seguir leyendo la segunda parte.

  Ahora pasamos a una parte un poco más delicada. ¿Por qué ha recibido tantas críticas? Si algún libro es mal recibido entre los lectores, lo normal es que no se venda mucho. Pero, que sea tan criticado y luego, un superventas, me da la impresión de que algunos lectores son unos hipócritas, porque si te gusta un libro, ¿Qué hay de malo?

  Bueno, reservo ese debate para la reseña de la trilogía en general, que si no me voy a quedar sin temas.

  Ahora, toca poner fragmentos. Debo decir que aún no he encontrado mi cuaderno, y que estoy planteandome cogerme una depresión, ¿Cuadernito de mi alma, dónde estás?, te echo taaanto de menos. Y es que cuando pierdes a una cosita, te das cuenta de lo mucho que la utilizabas, aunque sea sólo un cuadernito normal y corriente.

      -Hay que besar muchos sapos para encontrar el príncipe azul. 
      +Me parece que he besado a un príncipe, mamá. Espero que no se convierta en sapo. 
(Conversación entre Anastasia y su madre)
      - Resulta muy díficil crecer en una familia perfecta cuando no eres perfecto. (Grey a Anastasia)
      - Nada de lo que haces es lo que espero. (Grey a Anastasia)
      - Yo no hago el amor, yo follo duro. (Grey a Anastasia)

  Bueno, va a ser complicado no poner ningún spolier, así que vamos a ver... Empieza con que Anastasia, la protagonista que relata la historia, conoce a Grey. Desde el primer minuto, hay una tensión entre los dos muy intensa, la átmosfera se tensa cuando ellos están cerca. Como es de esperar, ambos inician una relación... Pero no es una normal. A Grey le va el BDSM, (Sadomasoquismo), una dirección sexual que rige un Amo a una Sumisa, o viceversa, la Ama al Sumiso. Es esta historia, Grey le pide a Anastasia que firme un contrato, con unas normas. Pero al final, las cosas salen de una forma inesperada, improvista, placentera, dulce.

  Esto es lo máximo que puedo contar, sin incluir ningún spolier.

  ¡Nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya sabéis, ¡Un blog funciona gracias a vuestros comentarios!