miércoles, 25 de septiembre de 2013

¡Nuevas adquisiciones! (2)

¡¡Buenos días!! Hace tiempo os dije que había dividido la lista de nuevas adquisiciones en tres partes porque no me cabían todos los libros, así que... ¡procedamos con la segunda parte!


  'La vida imaginaria', de Mara Torres.


 

'Memorias de un amigo imaginario', de Matthew Dicks.



 'Cuentos en verso para niños perversos', de Roald Dahl.
 


'La ladrona de libros', de Markus Zusak.



'La selección', de Kiera Cass.




 'La saga eternidad', de Alyson Noël.











  Bueno, aquí están todos... ¡por ahora! Me quedan mil reseñas por subir, más otros libros que aún no os he mostrado y otros cuantos sueltos.


  ¡¡Saludos bloggeros!!

lunes, 16 de septiembre de 2013

El lado explosivo de Jude. (237)

¡¡Buenos días!!


La manaña antes de volver a la rutina (empiezo las clases otra vez) os traigo el primer libro de una trilogía de Nicole Williams, que está súper bien.

 Título: El lado explosivo de Jude.
Autor: Nicole Williams
Páginas: 237

 Éste es el primer libro de una trilogía de los lados de Jude, el explosivo, peligroso y el irresistible.
 
  La historia está narrada desde el punto de visa de uno de los dos protagonistas, Luce. Es una chica que tiene mucho temperamento y está perdidamente enamorada de Jude, un chico problemático y con un pasado oscuro que se va desvelando a medida que avanza el libro. Luce conoce a amigos de Jude que dejan bastante que desear, se meten en problemas... Ella es la típica chica que se preocupa por el futuro, por las consecuencias de las acciones que realizan, pero Jude se empeña en vivir al máximo el presente, sin pensar en elmañana.

  Este libro me tuvo abrumada desde la primera página hasta la última. La narración está completamente a la altura del argumento de la historia, que está muy bien desarrollado y con un buen orden cronológico. Ambos personajes protagonistas, tanto el de Luce como el de Jude están muy bien definidos, y se nota cuál es el cáracter de cada uno.

  Recuerdo que cuando acabé con el, me dejó un sabor dulce en los labios, y con muchísimas ganas de más.