viernes, 12 de septiembre de 2014

El abuelo que saltó por la ventana y se largó.

Autor: Jonas Jonasson
Título: El abuelo que saltó
por la ventana y se largó.
Páginas: 312


-Sinopsis-

  Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Alian Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adonde ir, se encamina a la estación de autobuses. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Alian se sube sin pensarlo dos veces, con la maleta ajena a rastras. Aún no sabe que el joven es un criminal sin escrúpulos y que la misteriosa maleta contiene cincuenta millones de coronas. Pero Alian Karlsson no es un abuelo centenario cualquiera... y en poco tiempo, tras una alocada aventura, pone todo el país patas arriba.
 
 -Opinión personal- 
    
  Antes de empezar, fijaos en el nombre del autor. ¿Fue idea de los padres? Me encantan ese tipo de nombres, que hacen gracia.

Es el libro más extrañable que he leído hasta ahora, completamente diferente a los que ya había leído e increíblemente bien construido. 

  El libro gira en torno a un único personaje, Allan, pero lo hace desde dos puntos de vista. Allan es centenario, nació en 1905 y por lo tanto vivió muchísimas cosas. Una parte del libro se enfoca en la historia de Allan, en sus vivencias, en como vivió la guerra. Y la posguerra. Debo decir que hay algunos tramos de la historia de Allan que se hacen pesados, y es porque soy muy impaciente y tenía muchas ganas de saber qué pasaba con la historia del libro, y que llevara tantos nombres de jefes, generales y presidentes hacía que me perdiese un montón. Yo, para la historia y los nombres soy una negada, y para las dos cosas juntas, ¡ni te cuento!
  La otra parte del libro, que es la que más me gustaba, estaba ligada al presente. Contaba la historia de cómo el viejo escapó de la residencia y se encontró con amiguitos por el camino. 

  Al principio me encantaba el argumento, es tan sencillo pero a la vez tan complicado, y es lo que me provocó tantas risas. Que el viejo fuera haciendo las cosas con toda tranquilidad revolucionando a la prensa, policía, y a una banda de criminales. De verdad, las risas con este libro están aseguradísimas. Jonas Jonasson (precioso nombre) tiene un humor único para ese tipo de cosas, ¡pero! al final... Reflexioné y la verdad es que no es tan divertido que vayan dejando un rastro de cadáveres y que salgan ilesos de ésta, aunque es verdad que todos hemos cometido nuestros ''delitos''. 

  Mi conclusión de este libro es que es completamente diferente. Si tuviera que definir el libro en una palabra, sería ésta: diferente. Recomiendo leerlo si os gustan los libros satíricos, humorísticos y amenos. 

  Y con esto, ¡doy por finalizada esta reseña!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya sabéis, ¡Un blog funciona gracias a vuestros comentarios!